Volver a nacer.
Ayer y hoy, separados por una noche.
Miércoles 03 de Junio del 15.


He visto a los árboles agitar sus ramas,
y a las aves esconderse en sus refugios,
he visto al cielo abrirse para hablarme;
y oído un voz de cálido silencio, que dijo:
se acerca tormenta, resguárdate, cuídate,
antes que llegue la noche de agua y viento.

Y así lo hago; me resguardo y doy gracias.

Gracias le doy al cielo que me guarda,
por darme su gracia y consejo hermoso;
gracias al todo poderoso por su gesto iluminado
que con su luz me libra de la tormenta de un error
que se cernía sobre de mi, en mi deambular solitario,
a través de la selva de mis sueños ilusos.

He vuelto a nacer a la orilla de un nuevo día.

Jecego.


1 comentario:

Katy Sánchez dijo...

Que hermoso es poder nacer a la orilla de un nuevo día. Es un regalo abrir los ojos y decir aún tengo un día por delante para ser mejor, para hacer lo que me gusta, para disfrutar. Hermosos versos. Van a Twitter:-) Bss