Hola, buenos días digo a este día.

Hola, buenos días, digo a este día.

Yo solo soy cuando tu no estás
cuando vuelves me diluyo en tu luz,
no soy nada o soy noche oscura
donde se pierde mi ser, con mi nombre.

Quiero ser y no ser en tu ausencia
me pierdo en la  sombra de tu nombre;
no me veo ni me ven, no existo
para los ojos que me buscan si me oyen;
por eso hago ruidos en la noche
moviendo las ramas de los árboles.

Gracias día que con tu luz, me das nombre,
también forma, y sobra sobre mi tierra,
gracias sol, que rompes la noche con tu aurora
con los colores de la vida más bella.

Gracias agua, gracias sol, gracias mujer;
gracias Dios;
porque con esas tres gracias nos regalas
toda la belleza de la tierra.

Y un nuevo amanecer.


Jecego.