He cambiado tu nombre por "amor".

He cambiado tu nombre por “amor”.

He cambiado la palabra “amor”, por tu nombre.
El color de tu piel, “por rosa encendida”.
Y como tu perfume, ya no recuerdo bien, a qué,
olía tu piel, dejo sin nombre hasta que vuelva el viento….
Hasta que vuelvan los alisios con su magia a cuesta.

Amor, señal de voz y silencio, en mi vida,
Sobre mi piel te llevo, rosa encendida,
presa a mi piel, o preso de la tuya, amor,
para que solo tu voz pueda romper,
abrir la puerta y se una, mi vida con tu vida.

Llevo tu música bajo mi piel herida
aspirando tu perfume que apenas recordaba,
hasta que lleguen los alisios que traen tu recuerdo
y en las ramas de su silencios abrazarme, amor,
a las mágicas notas verdes,  de tus hojas pálidas…

Jecego.