Mi vida reducida, en una alforja.

Mi vida reducida, en una alforja.

En una alforja al hombro llevo mi vida;
detrás,  lo vivido,
delante lo que me falta por vivirlo.

Todo no va ser voz o silencio;
algo será imagen de momentos vividos,
entre unos brazos abiertos al mundo
apretando los eslabones de un amor infinito
que llevo detrás, en mi pasado recóndito.

Y delante llevo: mis ilusiones, mi sueños y
mis hitos más inmediatos
apresuradamente por llegar
antes que termine mi tiempo
de lenguaje sombrío.

llevo detrás lo vivido
delante mis sueños infinitos;
con las manos extendidas buscando asilo;

en el tiempo que se aleja, pero retengo,
más allá de mi mano, en la nube gris
de un cuerpo que se pierde, que aún diviso.


Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Mi querido Isidro. Como te dije en Face he publicado este poema con tu nombre y enlace al blog. Me ha gustado muy mucho y también a bastantes personas con las que lo he compartido.
Un abrazo y ya casi buen finde

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, eres mi ángel gracias por todo lo que me has dado y me das; eres mi luz. Un abrazo con todo mi cariño. Isidro. PD, he estado dos días sin escribir por indisposición intestinal, dicen que fue un virus... Ya estoy mejor, esta mañana escribi otro, éste me gustó a mi...jjjajaja. Isidrro.