Delirio.

Delirio……

Anoche, te vi, te soñé, te sentí….
paseando por las veredas de mi soledad,
quise decirte algo, te cogí de la mano, pero,
no conseguí hablarte, y lloré, si, lloré,
no pude sostenerme en el aire
y caí a tus plantas, a mis plantas, a mis pies;
y seguiste sin hablarme, por las veredas de mi soledad.

Te fuiste…. Te grité…. Amor, átame a ti,
con mis venas; átame a ti, no me dejes solo,
me perdería en este mundo que desconozco;
toma mis venas y mis nervios, átame a ti, llévame….

Pero no me oíste y te fuiste con el viento de la tarde;
y al amanecer, volviste, y me abrazaste
con una cadena de júbilo a ti; vestida con los colores
del arco iris y con el arco, me até a tu cuerpo, y aquí me tienes
celebrando nuestro reencuentro lejos de la soledad,
quizá, delirando, o celebrando el estar loco por quererte.

Jecego.

2 comentarios:

Ilesin dijo...

Que bellos son los delirios cuando soñamos con la persona amada, cuando sentimos cerca de nosotros su piel, su aroma y se nos hace presente su recuerdo.
Besos

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Ilesin; tiene razón, a veces se vive soñando, pero como tu dices, que buenos es soñar sueños hermosos con la persona amada. Un abrazo, amiga.