La voz del silencio.



La voz del silencio.

Con lo  que me quedó de ti
estoy edificando la torre de mi esperanza,
para elevarme con la nube de tu silencio
y mirar a la tierra e imaginar tu palabra
hoy dormida en la ruina de mi pensamiento.

Quiero romper mi silencio cotidiano
con una mirada y una palabra robada al tiempo,
sacarla a la luz azul del cielo, desde el eco de tu voz
de esa nube de memoria que lo guarda todo en secreto
estacionada en ese horizonte al que el sol le pone voz.

Solo será un instante el dolor nuestro
que pasará sin gritos ni lamentos; brotará del silencio
como sombra del eco de una palabra perdida,
en el abismo del tiempo buscando su eco;

para llenar ese espacio que dejó vacío el viento
cuando partió desnudo buscando otro mundo,
diferente al nuestro, empujado por la esperanza
que había muerto buscando la voz del silencio.

Jecego.


2 comentarios:

Ilesin dijo...

La voz del silencio a veces es tan inapreciable que nos sentimos en el vacío de los pensamientos en busca de una palabra que nos saque de su reino.
besos

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Ilesin por tu comentario incorporado al tiempo. Un abrazo. Jecego.