Lástima que las flores se marchiten.


Lástima  que las flores se marchiten.

Lástima que las flores estén condenadas a marchitarse,
que sus colores y perfumes se diluyan en el tiempo;
y se pierdan como las estrellas cuando sale el sol
en el universo infinito de nuestro cielo;

y se desvanezca su presencia en un mundo inconsciente
de aquello que le rodea y no le pertenece; convirtiéndose
en nube silenciosa que se escurre entre el bosque solitario
y se recompone en una imagen tuya en un  soleado claro del bosque
como duende, dríada, ninfa, elfo, rosa y hada……

Jecego.


2 comentarios:

Ilesin dijo...

Mi querido Isidro todas las cosas más hermosas son las que son efímeras en el tiempo, tal vez por eso debemos vivir cada día como algo único e irrepetible.
Besos

Isidro Jesus Cedres dijo...

Tiene razón hija, tienes razón; solo que habemos quienes no podemos vivir como quisiéramos ni hacer lo que deseamos, porque ya somos hojas secas llevadas por el viento. Pero tu si debes hacer lo que piensas porque aún eres una flor en el jardín hermoso de la vida. Un abrazo, y deja crecer tus pensamientos. Jecego.