Güimar, el viento me trajo tu ola.

Güimar, el viento me trajo tu ola.

Nadie te creo como eres, te has creado ola a ola
con el tiempo has crecido lentamente formando estratos
en tu suelo, que de alguna forma los formó el tiempo
e intentas sostenerte cuidando tus raices, evolucionando
entre las tres paredes de roca que te rodean y el mar..

Cardones, tabaibas, balos, magarzas y sembrados agrícolas
te visten de verde, con la ayuda de tu gente que planta a planta
te cubren cada día extendiendo tu manto desde la Dehesa hasta la orilla
de ese mar azul, ahora azul y blanco por ese viento que lo agita
inmisericordemente hasta abortar las flores que serían frutos de tu tierra.

El viento me trajo tu ola, no me gusta el viento, pero no puedo con él
y seguirá azotando a nuestro Valle como siempre arruinándolo todo;
pero no te abandonaré y lucharé contra viento y marea, porque se perder;

paso a paso, andaré tus veredas; aquellas que ayer pisé descalzo
ahora calzado volveré a pisar, aunque se que no reconocerás mis pasos
de piel ayer, hoy calzados; pero mis ojos, Güimar, mis ojos no te olvidan.

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Tu tierra tu segundo amor. N¿Me he quedado sin Internet. No se cundo volveré a tener conexión, espero que pronto. Si no me ves es por eso.
Bss y buena semana

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, yo también he estado dos días sin aparecer porque se me averió el roter? y acaban de cambiármelo.
Ya pondré unas fotos de mi pimera casa allá por los años 31 hasta el 43....ruinas nada más, pero fue mi residencia, mi viejo amor.
Un abrazo amiga y que se arregle pronto tu avería. Isidro.