Vete, pero no te vayas...




Me emborracha tu escultura
me hace sufrir tu mirada; 
tu cintura rompen los esquemas
de mi teoría del área....:

Tus andares rompen mis silencios
tu voz ahoga mis palabras;
tu pecho; hija tu pecho hace
insolente, la llama azul  de mi mirada.

Tu cuerpo es mi cicuta y me mata
a través del silencio de las palabras
que se ahogan antes que salgan;

muertas por el veneno de tu boca
que me arrebata la vida con saña
y me abrasa con el fuego de tu alma
me aleja de ti, hasta mañana.......

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

En que quedamos, que se vaya esa hermosa imagen que has dibujado o soñado o prefieres que se quede.
Creo que la imaginación siempre juega un papel importante en la pluma del poeta.
Ya circula en Twitter parte con el enlace correspondiente.
Bss y buen finde si no te leo antes

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, prefiero que se quede
porque soñar no cuesta nada
y se presta muy bien la almohada
que a veces, sin querer, quiere..

Gracias amiga; que descanses y se feliz. Isidro.