No me digas adios...

No me digas adiós, porque el camino es largo y podríamos necesitarnos; y cuando nos despedimos es que damos por terminada nuestra relación.
Adonde vas; ¿quien marcó tu camino?,  ¿adonde miras cuando caminas?, ¿tienen punto fijo tus andares? o simplemente vas por ir.... a un lugar que no conoces, que solo existe en tu memoria...      ¿ y si cuando llegues la noche no te deja ver el paraíso de tu sueño...?
No podemos vivir en el pasado. - de nuestra juventud solo nos queda una luz de inocencia mal usada, un ligero perfume de Primavera, muchas palabras perdidas que han poblado nuestro cielo de estrellas y la pena de haber olvidado que la juventud es escurridiza y escapa sin dejar huella, ni decir adonde va ni a donde nos lleva... no digas adiós al aire que expiras....te dio la vida y lleva tu perfume.... no debes olvidarlo.

San Valentin nos regaló un día para hacer uso de la Juventud, Divino tesoro, y Dios la Vida para disfrutarla; ese día es hoy y aquí, no, no vayas lejos a buscar lo que llevas contigo; no digas adiós a la luz porque la noche está cerca y podría apoderarse de tu día....
Un abrazo para todos mis amigos.

Jecego.

PD. Estas palabras las he cogido de aquí y de allá para llevarles un mensaje de amor.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Por haber cogido las palabras de aquí y de allí te ha quedado una verdadera ensalada especial hablando en términos culinarios para este día. Bien aliñada y condimentada nos la has presentado, Gracias por tus palabras y si es cierto, aquí y ahora con lo que somos y tenemos.
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, esto parece un rincón tuyo y mio.
Gracias por tu comentario tan de "pasitos cortos". La vida nos da poco, pero bueno; el resto lo elaboramos nosotros a nuestra medida con sabor a vida propia.
Un abrazo a media noche. Isidro.