Me inspiró el color de tu ropa.



Amiga, tu que como hermosa sueñas,
tu que eres flor humilde y primorosa,
tu que iluminas, haces soñar y quieres 
como el tajinaste en la montaña
ser del mundo la más hermosa.

No te importa  si tu vestido es
rojo, blanco, azul o rosa,         
tu que eres flor humilde y primorosa,
tu que iluminas, haces soñar y quieres 
como el tajinaste en la montaña
ser del mundo la más hermosa.

No te importa  si tu vestido es
rojo, blanco, azul o rosa,          
tu figura siempre es hermosa
alta, elegante y marchosa
como el tajinaste en primavera.

Tus hojas se tornan flores
porque la naturaleza te adora,
y hace que el verde de tus hojas
se cambien: a blanco, azul o rosa;
según la tierra que te fecunda.
y el sol caliente que te dora.

Se que es el rosa tu preferido
el que llena todos tus rincones,
que como la rosa, llena los corazones
con sus pétalos y suave perfumes.

Te enamorarás del Tajinaste
por grande y cambiante hermosura,
que también se viste de rosa pura
como a ti te gusta adornarte.

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

El tajinaste es sin duda una preciosa planta que tuve ocasión de conocer en mi visita a esas tierras.
Dudo mucho que nadie se pueda asemejar a ninguna flor por muy bella que sea. La naturaleza es especial.
Bellos y sonoros versos:-)
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga, esta no es hora de estar en el ordenador leyéndote, pero una molestia en el extremo de una uña me hizo levantar y como no, acercarme por si había algún comentario tuyo en mi "tajinaste", y como tuve la suerte de encontrar tu huella aquí estoy saludándote mientras duermes.
Un abrazo y un beso sonoro, como tu dices. Benditos sueños. Isidro.