Un novio a una novia un poco arisca.


Para ti todo es desierto, 
pero te has equivocado, no es verdad,
es un falso recuerdo de una imagen; triste momento,
todo lo que ves está ceñido a tu reducido universo, 
limitado por tu ceguera que no te deja ver la grandeza
de tu oasis, ese gran corazón que llevas dentro;
ese trozo de mundo que tu llamas desierto. (Tu cuerpo).

En ese desierto no todo es arena, dunas y viento,
también hay amor, sol y agua escondida
huyendo de sus rayos, evitando su encuentro
por no llegar a un acuerdo y fusionar sus elementos,
para dar vida a la arena, o hacer un oasis en el desierto,
buscas con la lengua distancias para no solucionar el desencuentro.

Igual que en la vida real, solo bembas al tiempo,
no se cruzan palabras, para conocerse por dentro;
mi cuerpo es: un panal de rica miel dijo ella
y él la dejó sin aliento, se empurró en la arena, hasta adentro;
ya no hay para él desierto que valga,
mientras no descubra el amor, que le guarda su desierto..

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Un poema muy original. Más que arisca era tozuda:-)
Bss Isidro me alegro que publiques.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, me alegra que me leas, eres mi única comentarista. No estoy escribiendo, pero tenía 101 borradores y los estoy terminado y sacando, gracias por tu combustible.
Un abrazo, buenas noches y mucha suerte. Isidro.