A lo que nos lleva el tiempo y el Teide helado.

Un señor de mi pueeblo, esta mañana cuando vio por la tele, una imagen del Teide con traje de novia, blanco, se horrorizó y se puso a temblar, me decía: hijo yo ya no estoy acostumbrado a ver al Teide blanco; era tanto el frío que tenía, me contaba, que el labio de la mandíbula se le estiró hasta el ombligo; yo creo que más abajo; primero pensé que era solo de frío, pero ahora creo que él vio además algo que hacía tiempo tampoco veía, y el pobre lo estaba viendo, en forma de colgajo: Que pena tan grande y que frío tan raro; a unos los deja temblando y a otros, mirando a otro lado; no se si por la helada o de ver sus bolsas sin nada, recogidas......
Yo no voy a mirar al Teide helado, por si acaso me tenga reservado un regalo de Navidad....como al viejo de mi casa....jajajajaja   Esta son las dudad que siembra el frío en el cuerpo del anciano.......

Jecego.
.

4 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Pues ten cuidado y abrígate:-)

Isidro Jesus Cedres dijo...

Así lo haré amiga, así lo haré; miedo guarda viñas....
Un abrazo. Isidro.

Magia da Inês dijo...

¸.•°♡♡⊱彡
Muita paz e muita luz em nossas vidas, no Natal e sempre!!!

⋱ ⋮ ⋰
⋯ ✰ ⋯
⋰ ⋮ ⋱


░F░E░L░I░Z░
░N░A░T░A░L░!!!

¸.•°♡♡⊱彡

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Isidro!!!

Muy bueno el cuento muy bueno. y, se nos echa un año más en cima, pero no importa con frío o con calor, el asunto es, poder contarlo.

Te dejo un abrazo envuelto en aromas de pino verde.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

QUE SE NOS CUMPLAN NUESTROS GRANDES SUEÑOS.
Chauuuu.