Foto de una mujer.





¿Es esa tu imagen?, la escogí entre un millón
donde todas hablaban a la vez; con mi mano
cerré una boca y salió entre mis dedos
un relámpago de luz que brumó mis ojos
y me quedé para siempre con esa foto de mujer.

¿Es esa tu foto?, devuélveme tu imagen sola
donde tu cuerpo se esboce en piel de seda;
para que mis manos acariciarla pueda
darle la vida que necesita esa piel sedosa
y se sienta mía entre mis brazos dócil y cariñosa
mujer......

¿Tu foto aún guarda la luz que brumó mis ojos, 
o ya ha perdido aquel calor que quemó mis manos
de tacto sutil,  frágil y tersa como rosa de Abril ? 

El tiempo deja huellas en la piel y la memoria,
unas en forma de surcos, otras de sentimiento y pena
en un cuerpo que ayer fue; capullo, rosa y espera...

Jecego. (calentita, de ahora mismo).

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

El tiempo deja sus huellas sin duda Isidro, pero siempre nos queda el consuelo de una vida vivida con amor, cariño y dedicación.
Hermosos sin duda.
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy; tus palabras hoy suenan tristes, se que algo te pasa, pero se que pasará pronto esa nube fresca que limpiará ese mal que te aqueja.
Deseo de corazón que un aire fresco limpie tus pesares. Un abrazo. Isidro.