Solos en una página.





Nos hemos dormido acurrucados
donde un sueño nos ha sorprendido;
y la envidia quiso habernos vencido
cuando despertamos y nos libramos
de ser devorados mientras dormíamos.

Y seguimos solos en aquella página
donde nadie se acercaba ni comprendía,
que el amor se cuida o se pierde sin vida
en paginas negras; de muerte heridas,
evitando que la página sea sorprendida.

Y seguimos en nuestra página solos,
mejor que mal acompañados;
en la vida, es puro lo no mezclado,
aquello solo nuestro, no contaminado,
vivo en nuestros pechos, en nuestra página, solos...

Jecego.

2 comentarios:

stella dijo...

Vengo Jecebo a acompañar tus versos disfrutarlos y no dejar que caminen solos
Me ha gustado leerte poeta
Un abrazo
Stella

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias stella, gracias por tu visita y comentario y por no dejarme solo como la noche. Un abrazo desde muy temprano porque me voy a a Santa Cruz.
Volveré por la tarde.
Isidro Jesús.