El secreto real no despierta.

                                          Foto tomada en la Dehesa,


Está despertando la primavera en la Dehesa
se está rompiendo su secreto entre flores;
la tierra madre pare y grita; no de dolor sino sones
regocijada de haber parido tanta belleza.

El secreto real no despierta, pero no olvida
como la hormiga, jamás olvida su destino;              
explora se anima; y como para casa nada pesa
hace del camino un jardín de flores vivas;
guardando su secreto  entre piedras y tierra
bajo esa gran nube azul que el cielo presta.

Se hace la noche que rompe la luz del sol 
el azul del cielo se cubre de estrellas,
los mágicos celestes se inspiran y duermen
en la noche plácida que regalan los duendes;
donde los sueños se hacen enormes preguntas
y los secretos dormidos, no despiertan...

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Donde los sueños se hacen enormes preguntas y los secretos dormidos, no despiertan...
Que preciosidad Isidro y que verdad encierra esta frase.
Es una imagen que te lleva más allá de lo cotidiano.
Un abrazo

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, siempre me pregunto lo mismo, ¿quien soy, de donde vengo y adonde voy?...
Creo que la vida es una pregunta sin respuesta; o quizá, un secreto aún no desvelado, o más allá de mi capacidad.
Gracias por tu comentario, más allá de mis merecimientos.
Un abrazo. Isidro.