A gritos te llamo..

                                        Izaña al fondo, vista desde la azotea de mi casa.


Con mis brazos, con mis manos y con mi voz
te llamo.. pero no me oyes...
un viento que no oigo y una luz gris, ocultan mis deseos
y lo pierdo todo en un instante, en la distancia, en mi tiempo.

Nubes de colores me rodean y atan a mi cielo
no se si mi lecho es cama o refugio del tiempo,
no se si seguir llamando o estarme quieto
esperando que pase la nube que me ata a tu recuerdo.

A veces canto mirando al azul celeste
pero el viento no llega y mi voz cansada se pierde
sin que llegue ese Ángel que lleve mi voz a tu encuentro.

Se que pasará ese viento, ese Ángel o ese momento
que romperán la nube que me ata a este silencio
y me llevara a tus brazos, mi Puerto...mi sueño....

Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Que puedo decirte ya Isidro, no hay palabras que te sirvan solo tal vez la cercanía, decirte que te entiendo. Mas no puedo parar ni el viento ni llevarte a ningún puerto. Me imagino lo que estás pasando cada día.
Bss y cuidate.

P.D.

La cocina que llevo con María es una tarea que se hace con mucho amor por los tuyos y si puedes compartirlo haces con cariño. Y de enciclopedia más bien poco, es más experiencia que otra cosa. Tu es que me ves con buenos ojos y un poco de cariño. Gracias

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario y cercanía. La vida es es una palabra preciosa ajena a como se vive.
A veces queriendo y otras sin querer la escritura, así como la palabra delata nuestros sentires.
Un abrazo y buenas noches. Cuídate. Isidro.