Hoy he aprendido.




He aprendido que todos, somos más de uno
según los ojos que te ven, y como te miran;
todos somos figuras que se inspiran en una mirada
imagen o sueño, lectura que se consagra en su mundo.

He aprendido que vuestros labios cuando me hablan
manifiestan evangelios que me transporta el alma;
allá a lo infinito, mucho más lejos que las palabras,
donde el silencio se hace voz, y la voz conlleva ideas claras.

Lucas, Marco, Juan y Mateo, guardaron la verdad en sus notas.
Hoy sus notas, hablan al mundo silencios llenos de palabras;
en ellas he aprendido que somos más de uno
cuando guardamos la verdad que a veces nos hiere y daña.

Somos más de uno, y a veces discrepamos por nada.

Jecego.

2 comentarios:

Alexander dijo...

Y es la verdad que se oculta detrás de una mirada. Es la mirada que puede decir más que mil las palabras.
Muy interesante...
Un abrazo.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Alexader; nunca hemos sido uno solo, siempre dos, y a veces más. Nos hemos acostumbrado a ser más de lo que somos y cuando no nos sale bien la cosa, mentimos y ocupamos un espacio que no nos pertenece.
Bien venido a esta tu casa.
Un abrazo. Isidro.