Tengo mucho tuyo.

                                                   Amanecer en Güimar.   Jecego.    

Hálito soy de tu boca, también palabra
poesía de tu pecho, bien guardada
en tu alma de noche estrellada
hasta que salga el sol que todo lo apaga.

Soñador soy de ti, donde fui tu dueño
en un jardín de nardos y rosas tempranas;
fui tu jardinero y cultivé, antes que se acercara
el alba con la luz del sol, que rompió mi sueño.

Se acabó la noche, mi noche, nuestra noche
y deambulé por las calles de nuestro pueblo;
con el perfume de tu aliento, la grasa de tu piel
y aquel sabor a ti, envolviendo todo mi cuerpo.

Pero, algo más me llevo de ti........
una enorme cima de amor infinito......
guardado en mi pecho......

Jecego.



2 comentarios:

emi dijo...

Maravillosa como siempre.. Un gran abrazo

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Emi, madre hija y espíritu-santo de nuestra familia....Gracias por todo. Isidro Jesús.