El amor es libre y no tiene edad.

Tu eres esa flor y yo el agua que reposa sobre de ti aspirando tu aroma.



Cuando seas libre, 
recuérdame;

cuando los alisios te acaricien,
 piensa en mis manos;

cuando en la ducha, el agua moje tu cuerpo,
piensa en mis flujos;  

remuérdame cuando la espuma de gel
cubra tu cuerpo;

piensa en mi 
cuando tus ojos miren sin ver;

acércame siempre, 
porque siempre estaré a tu lado mirándote. 

Búscame entre las gotas de la ducha,
porque yo no me apartaré de ellas,
buscando tu desnudez.

Déjame abierta la ventana de tu noche
que quiero ser tu luz;
esa luz tenue que te acaricia y te mueve.


Siénteme a tu lado acariciándote;
olvídate de las gotas de agua y espuma de gel,
y piénsame a tu lado, envolviéndote. 

Solo envolviéndote......
con mi sábana……de piel….
cuerpo a cuerpo, devorándote…..


Jecego.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Hola Isidro. He llegado esta mañana de viaje y me paso a ver las últimas noticias, pero no veo ninguna pista. Tal ves¡z tu querida esposa está mejor. Ojalá. Te dejo mi cálido abrazo.
Bss

Estrella Altair dijo...

Que esplendido.. sí esplendido... arrebatado.. sensual.. intensoooooo

me gusta... esas ganas... de devorar.....

Un beso.. grande...