Una palabra tuya

Empiezo con una palabra tuya, amiga
con esa paz que da, sentirse amigo,
traigo mi pecho lleno de tus palabras 
y mi corazón repleto de tus cariños;


lee lo que te dicen mis ojos
respirando el aire que respiro,
y naveguemos juntos nuestro camino
sobre ese mar azul que soñamos;


no te alejes mucho de la orilla, amor,
soy marino de tierra adentro,
me gusta el campo, sus árboles
pájaros, fuentes, arroyos y lagos
pero temo al mar y grandes ríos.


Soy amigo de la paz, odio los líos
soy adicto al refugio de tu pecho,
al abrazo continuo, al manjar de tus besos    
y a esa mirada tuya, que llevo conmigo.   
                                                                                   
Cuando estoy ausente de ti, mido  
el valor que tienen para mi tus palabras,
y deseo volver a conquistarlas para  ponerlas
en tus labios, una a una, sin pausa, con los míos;
no para devolverlas, sino para guardarlas
y volver a oírlas otra vez en la fuente de tu río.


Jecego.                                                                          

8 comentarios:

Jacque dijo...

JECEGO ! Adorei teu Poema ! Princialmente essas partes...

"lee lo que te dicen mis ojos
respirando el aire que respiro,
y naveguemos juntos nuestro camino
sobre ese mar azul que soñamos;"

"Cuando estoy ausente de ti, mido
el valor que tienen para mi tus palabras,
y deseo volver a conquistarlas para ponerlas
en tus labios, una a una, sin pausa, con los míos;
no para devolverlas, sino para guardarlas
y volver a oírlas otra vez en la fuente de tu río."


BESOS
BEIJOS

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Isidro!!!

Ay amigo que bonitos versos... Tú si que eres ese árbol frondoso donde las ramas se extienden en tres direcciones, la salud, sabes equivocarte, ¡fíjate que eso dice mucho de una persona! ¡Y, además eres poeta! Bravo -bravísimo.
Yo solo soy un árbol… con alguna colmena. No soy como la Ceiba que tiene espinos, soy como la abejita maya que va expandiendo su dulce miel para endulzarte la vida a ti, y a todos los que se acercan a mi casita de campo. Te dejo mi gratitud y mi estima por tu cercanía. Mil veces gracias Isidro.

¡Esto me encanta!

Empiezo con una palabra tuya, amiga
con esa paz que da, sentirse amigo,
traigo mi pecho lleno de tus palabras
y mi corazón repleto de tus cariños.

Estrella Altair dijo...

Querido amigo Isidro me gusta ver que como yo eres de tierra adentro, yo los mares los quiero un rato y luego vuelta a mi tierra, sierras y montañas, regueras..y lagos...

y en esa paz, amigo es facíl sentir amor.... por que el amor... surge espontaneamente... cuando el corazón tiene paz y en esos lugares, seguro que como Guimar... la paz abunda..

Un besazo me ha gustadoooooooo

muuuuuuuucho...

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline, gracias por tu comentario; me hace feliz saber que te ha gustado.Gracias por tu visita, por tus muchas visitas, gracias.
Un abrazo, he visitado tus blog, son preciosos, me he hecho seguidor de ellos.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marina Fligueira, gracias por tu explosivo comentario. No merece tanto, pero una palabra tuya, lo hace mejor, gracias.
Un abrazo, he visitado tu blog, es enorme y hermoso, con más letras que las que yo conozco, pero aprenderé, me sobra tiempo, solo tengo 80 años y voy a seguir tus pasos.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu luz, tan necesaria en mis noches oscuras. Gracias por la fuerza que me dan tus comentarios, y gracias por compartir las esencias de tu blog.
Cogido de tu mano he recorrido todos los rincones de tu blog, y aunque no quería salir, me sentía tan bien, he salido para decirte: gracias.....
Un abrazo, Jecego.

Katy dijo...

Aquí en este rincón te felicito por esos 80. Eres un chaval, con la mente lúcida y el corazón enamorado.
Felicidades mil amigo, y que Dios te bendiga.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, gracias por tu comentario y bendiciones. Seguiré tus pasos como viajera del mundo. Un abrazo. Jecego.