Oh amiga.

No puedo más atrapar mi silencio
mis palabras están a punto de estallar,
no sabrá mi boca modular tanto viento
si quisieran predicar al descubierto.


Dejaré que escapen a su albedrío
no pondré trabas a su marcha sin destino,
dejaré en libertad a mi rabia loca y ruego
que se pierdan en el infinito mundo del silencio. 


No escucharé más secretos de amores
en el calor de unos brazos sobre mi pecho,
rogando silencio a cambio de castigo.



Abriré mi puerta a la libertad de los sentidos
y cerraré mis oídos a los secretos escondidos,
en un corazón que en su tierna juventud, ha muerto.


No tengo miedo al castigo
quiero mi libertad...............


Jecego.

2 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Tómala..

esa libertad ansiada y deseada...

que de tan deseada se vuelve una utopía..

querido amigo de sobra sabes, que no somos todo lo libres que quisiéramos ser..

somos lo que somos y hay lo que hay..

y es mejor aceptarlo.. y vivir lo que SI SE TIENE....

Esta me ha encantado.. pareces un guerrero enojado.. con la espada blandiendo al viento..

y a Dios pones por testigo de que seras libre..

Mas besos..

Jacque dijo...

Lindo Poema! Adorei !

"No puedo más atrapar mi silencio
mis palabras están a punto de estallar,
no sabrá mi boca modular tanto viento
si quisieran predicar al descubierto."


BESOS
BEIJOS