Nada puede con el tiempo.

Nada puede con el tiempo
ni siquiera los días,
ni las noches,  ni lluvias, ni el viento
de ciertas estaciones recogidas en un puño
atadas a tu cuerpo cálido y desnudo


nada puede frenar el latir de un corazón desbocado
por un amor intenso,  acorralado e inmerso
en un charco de sangre, que provocaron los besos
de dos cuerpos con hambre insaciable
de parar el tiempo en sus cuerpos abrazados.


pero el tiempo que todo lo sabe, continúa y calla
marcando su ritmo de marcha incansable,
con sus pasos que suenan en el frío suelo de la noche
dejando su huella en aquellos cuerpos que quisieron
desnudar la madrugada entrelazados en la puerta de su locura.


Entre sus pechos habita la llama de un volcán que hierve
y su lava corre entre sus vientres hasta donde se abre el río de la vida,
donde el fuego se apaga con el agua tibia del silencio
entre las piernas de cálidas aguas
sobre un volcán de cenizas y recientes lavas.


Mi tiempo se perdía en el tiempo, donde la vida no es nada,
mientras ellos consumían sus vidas, el mío se perdía en salvas
que ni era tiempo, ni viento, ni lluvia, ni noche, ni alba; solo nada
quemado entre los susurros de dos cuerpos que se quieren y hablan
abrazados a ese volcán que hierve y vierte su vida convertida en lava.


El tiempo no se pierde cuando se ama, porque los besos toman vida
y se trasladan de lo etéreo a la vida misma y se convierten en germen de vida
que formaran otros cuerpos que seguirán el  camino de los días
que anduvieron sus padres cuando consumían sus besos y silencios
en tiempo de larga vida, que se prolongará en el tiempo, su tiempo.


Jecego.



9 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Bello poema. Especialmente bella la última estrofa.

Un fuerte abrazo amigo Jecego.

Hasta pronto.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu comentario.
En la vida solo es bello aquello que recibe como nombre de pila la bendición de un amigo.
Gracias amiga por tu bendición.
Un abrazo ser como eres, amiga.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Querido amigo.. tu amas y sientes y estas vivo..y por tanto.. eso en cierta medida te hace más libre y menos dependiente del tiempo, de este que nos marca en esta vida..

y que de alguna manera como rio nos lleva a todos por el mismo camino.

pero ....

el amor... es lo único que de verdad nos salva..

Un besazo y buenas noches..

y veo que estas en plena forma y que produces mas que yo...

directo al corazón...

besos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu comentario.
Yo no escribo libremente, soy un esclavo de mi corazón, y mi corazón es dependiente de la luz de una fuente que llevo siempre conmigo.
Gracias por alimentar esa llama con tus comentarios.
Un abrazo. Jecego.

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Isidro, coincido contigo, el único que puede con el tiempo es el amor.
Gracias por esta poesía.
Alicia

Jacque dijo...

Lindo Poema..... Adorei !
"El tiempo no se pierde cuando se ama"


BESOSSSSSSSSS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Alicia María, gracias por tu comentario. Cuando la escribía dudaba en terminarla, me parecía muy larga y enredada, pero, como era un poco de amor, pensé, cuando se ama, todo el tiempo es poco, no se pierde.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline. Hola...
El tiempo no se pierde cuando se ama, pienso que se multiplica. O quizá se haga poco y se desee más para vivirlo, para disfrutarlo, para sentirlo.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo. Jecego

Estrella Altair dijo...

No es nada larga, es apasionante, es como un relato hecho poema, y vas desgranándolo sorbito a sorbito...

no se le puede quitar ni una sola coma..

es PERFECTA...

bESOS MUCHOS... solo para ti..