Morir o no morir.

Hoy estoy enormemente triste,  muriéndome,
huyendo de la sombra de la muerte,
vengo amor a verte, antes de irme 
y besar tus labios de cicuta para morirme,


no me importa la muerte si muero en tus brazos
porque es un dulce morir, si muero mirándote,
te pido no cierres los ojos, necesito tu luz
no quiero morir a oscuras, sin poder verte.


Ya oigo el silencio de sus pasos
no se si esconderme o salir a su encuentro,
no se en realidad si estoy triste o estoy muriendo,


pero me enfrentaré a ella, lucharé en su terreno 
le venceré en el umbral de su camino, y le haré beber
la cicuta que quiso darme a través de tus besos.


Jecego.

1 comentario:

Estrella Altair dijo...

Isidro.. eres tan valiente..

te admiro de verdad..

por como tomas tu vida y como la llevas y como la encaras..

procuro aprender de tu temple...

Un abrazo de tu amiga .. Estrella