Son tus perfumes.

Son tus perfumes los que me envuelven
y tus pétalos caídos los que me cubren.
Se retuercen tus pistilos en notas musicales
que con ausencia de sonidos llenan mi vacío.
Las ramas del árbol se cubre de ramas y flores
y las abejas chupan sus néctares sin termino.

Quieren endulzar mi vida con la miel de su trabajo
cuando la suerte de tenerte, abandone mi destino.
Pero yo solo quiero tu presencia, tu perfume, tus pétalos
como zafiro rozando mi piel, necesitada de tus deditos.


Nuestras caricias van creciendo en el tiempo
hasta más allá de los límites de nuestros cuerpos,
toman fuerza,  y queman como volcanes en nuestros pechos
haciendo hogueras con aquellos perfumes tuyos
y los pétalos que envolvían mi cuerpo.


Las abejas cambiaron de flores para hacer su miel
cuando cayeron de tus flores sus pétalos,
tus pistilos se hicieron notas que no sonaron
y en el lugar se hizo silencio.


Jecego.

10 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Buenas noches amigo Jecego, paso a saludarte y a dar lectura a tus fabulosos poemas. Siempre un canto al amor y a la mujer. Me encanta.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

Phausca dijo...

una alegría retornar a visitarte luego de tus vacaciones, que espero hayan sido muy vitalizantes!

maravilloso poema!

abrazos.

Marinel dijo...

Sí que has vuelto con fuerza Jesús, y tan inspirado como siempre en el amor y la naturaleza.
Sé bienvenido.
:)
Besos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; gracias por tu visita y cálido comentario.
Me gustaria decirte que traigo algo nuevo de mis vacaciones, pero no es así, solo improviso en cada momento, y mis tiempos cada día son menos.
Un abrazo muy fuerte, estamos en un mes especial para nosotros.
Jecego.

Jacque dijo...

Lindo Poema............... Adorei Q


BEIJOS........

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Phausca, gracias por tu visita y comentario.
Las vacaciones siempre traen aires nuevo, aunque yo apenas tuve tiempo para respirarlo.
Amiga, un abrazo y gracias por leerme.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marinel, gracias por guardarme un rinconsito en tu tiempo donde recibir tus comentarios. Gracias por leerme, trataré de mejorarme con mis amores preferidos: la mujer y la naturaleza; sin esos dos seres, la mujer como humano, y la naturaleza, su casa, NADA EXISTIRÍA.
Un abrazo y hasta demostrarlo.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, que alegría poder compartir de nuevo contigo.
Un abrazo por tu precioso comentario.
Espero y deseo que no te apartes más de este grupo de amigos que te queremos entre nosotros.
Jecego.

Flor dijo...

Aqui estoy yo para darte un poquito de perfume.

Besos mi Poeta!

Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, gracias por compartir parte de ti,"son tus perfumenes mujer" los que....., me vino a la cabeza una canción muy popular hace algún tiempo.
Un abrazo, y gracias por tu muy apreciado regalo.
Jecego.