Como un duende.

Como un duende,
como tu sombra,
sigo tus pasos, 
te persigo 
para robar tus perfumes
y recrearme en tu cuerpo.   


Como un sueño penetro en ti
sin pedir permiso,
desgarrando tu intimidad
creo mi eternidad, en ti
fiero e insumiso;


Y sigo como un duende
merodeando tu cuerpo de hada,
y en silencio, sin decir nada
me quedo junto a ti perenne.    

Y seguiré hasta más allá del azul
donde las noches sean claras,
donde se evapore tu ropa de hada
y mis ojos para verte no necesiten luz;


donde se rompa el silencio
donde la ansiedad se rompa con besos,
donde el silencio sea la palabra
y el gozo se convierta en aliento.


donde el viento sea una nube pasajera
que rompa el horizonte de la mañana,
donde esa rosa temprana, seas tú
desplazando a la bella alborada


Jecego.



10 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Brillante poema lleno de amor y de luz. ¡Magistral! Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Poesía pura.

Bello mi querido amigo Jecego.

Saludos cordiales.

Jacque dijo...

Lindo Poema, adoro Fadas e Duendes...
Seu poema é lindo todo...


BESOS
BEIJOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Alma Mateo, gracias por tu comentario, sin su ángel nadie sube al cielo.
Un abrazo por tu ánimo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu comentario. Intentaré mejorar, pero esto es cuestión de días y de estado de inspiración.
Un abrazo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline, a mi también me gustan las hadas, porque nunca protestan y aceptan todo. Hadas, Nenúfares y Duendes, son los mejores elementos para hacer poesía porque se prestan para todo.
Un abrazo amiga por tu comentario.
Jecego.

Francisca Quintana Vega dijo...

Devoción, adoración...sentimientos totales en este precioso poema de amor. ¡Cómo duelen los poemas de amor cuando se tiene el corazón roto!.Saludos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Francisca, gracias por tu comentario. El amor debe ser la fuente de la poesía, porque todo parte de él, pero, ¿como agunta tanto ese órgano?, debe ser de otra pasta.
Un abrazo amiga por tu visita.
Jecego

Estrella Altair dijo...

Afortunada ella, que te tiene como un duende acurrucando sus sueños y sus día a día...

un duende amoroso que la ve brillar mas que el sol..

es un lujo..

Un abrazo solo para ti.

Estrella Altair dijo...

Es tan arrebatadora, que te pido permiso para llevarla a mi trono como tu dices..

Un abrazo lleno de esa poesia tan linda...